12:51h. Lunes, 23 de Julio de 2018

LANZAMIENTO MUNDIAL “SCHAEFFLER MOVER”, UN NUEVO CONCEPTO DE VEHÍCULO URBANO

-

Este nuevo concepto de vehículo urbano "Schaeffler Mover" es uno de los protagonistas del 11º Simposio Schaeffler (Schaeffler Kolloquium 2018). Para este vehículo diseñado con un funcionamiento completamente autónomo, Schaeffler ha desarrollado un módulo de rueda compacto que integra los componentes de la propulsión y del chasis. Denominado "Intelligent Corner Module", permite una gran maniobrabilidad del vehículo al mismo tiempo que ofrece gran comodidad para los pasajeros. La plataforma tecnológica del "Schaeffler Mover" está diseñada de forma tan flexible que puede transformarse en distintas estructuras de vehículo, desde un taxi robotizado hasta un vehículo de reparto autónomo. Con este lanzamiento, Schaeffler responde al desafío de garantizar las exigencias de movilidad de las personas que viven en las grandes metrópolis.

Para el año 2050, se prevé que dos tercios de la población mundial vivirá en ciudades. Esta concentración cambiará el modo en el que las personas se mueven por la ciudad o cómo se suministran los bienes que cubren las necesidades diarias. En este sentido, los vehículos autónomos y eléctricos desempeñan un papel fundamental, en particular el nuevo diseño del taxi robot o el "People and Goods Mover", que complementan el transporte público de cercanías en las ciudades o incluso lo sustituyen. Schaeffler facilita la base técnica para dicho concepto de movilidad urbana: El "Schaeffler Mover", con el propulsor y la transmisión alojados en cada cubo de rueda y dirección de 90 grados, ofrece una novedosa plataforma para los más diversos conceptos de vehículos como, por ejemplo, taxis robot o vehículos de transporte autónomos.

Los componentes de la propulsión y del chasis están agrupados en el "Schaeffler Mover" ocupando poco espacio en una unidad compacta, el "Intelligent Corner Module" de Schaeffler. Este módulo, montado en las cuatro ruedas, está formado por el motor montado en el cubo de rueda, la suspensión de la rueda, incluyendo los muelles, y el actuador para la dirección electromecánica. La dirección del módulo de rueda está realizada como un sistema electromecánico "Steer-by-Wire". La forma elegida de la suspensión de la rueda permite virajes de hasta 90 grados. De este modo, el vehículo puede maniobrar en callejones estrechos o aparcar lateralmente en huecos pequeños para permitir a los pasajeros subir y bajar. Su radio de giro, inferior a cinco metros, hace que el vehículo se mueva de forma muy ágil en el tráfico urbano. Asimismo, el vehículo puede girar sobre su eje.

El motor de tracción del módulo de rueda, realizado como máquina síncrona magnetizada de forma permanente, es una variante del motor montado en el cubo de la rueda desarrollado por Schaeffler en el año 2013 durante el proyecto inicial. En el diseño actual para el "Schaeffler Mover", cada uno de los cuatro motores eléctricos, con una tensión de funcionamiento de 300 voltios, proporciona una potencia continua de 13 kilovatios y una potencia máxima limitada en el tiempo de 25 kilovatios. El par nominal de 250 Newton metro por motor puede duplicarse momentáneamente.

Fiable, flexible cómodo, el "Schaeffler Mover" satisface los requisitos fundamentales para un vehículo automatizado de uso urbano. Una regulación de la dinámica de conducción expresamente desarrollada permite controlar de forma individual cada módulo de rueda, combinando las funciones de la regulación de la dinámica de conducción (ESP), la vectorización del par, (Torque Vectoring) y la dirección a las cuatro ruedas. De este modo, los movimientos laterales pueden realizarse casi sin fuerzas transversales perceptibles para los ocupantes, algo muy agradable por ejemplo para aquellos pasajeros que estén leyendo. Al mismo tiempo, este concepto de propulsión garantiza una gran disponibilidad y seguridad en caso de accidentes. Todo el software para regular la propulsión y la dirección procede de Schaeffler, incluyendo un concepto integral de seguridad.

El alto grado de integración del módulo de Schaeffler tiene más ventajas. De este modo, la propulsión y el chasis requieren menos espacio en total, y el área que queda libre ofrece más sitio para pasajeros y superficie de carga para mercancías. El espacio creado para la batería y los grupos auxiliares permite que el vehículo tenga dimensiones compactas. Estas a su vez también pueden variar. Por último, el vehículo también puede fabricarse como variante más larga y más ancha, sin tener que llevar a cabo modificaciones en el accionamiento y el chasis. La estructura modular del "Schaeffler Mover" cumple la condición de realizar numerosas tareas del transporte de personas y mercancías con un chasis muy uniforme. La estructura, que puede equiparse para cada aplicación, puede separarse rápidamente de la plataforma, en la que está integrada toda la técnica necesaria para la conducción. Únicamente una parte de los sensores necesarios para la conducción autónoma se encuentra en la estructura de adicional.

La interconexión en los vehículos urbanos autónomos es una condición esencial para que funcionen sin problemas. Los expertos de Schaeffler han desarrollado un gemelo digital del vehículo, que representa una copia del vehículo real en la nube. Gracias a un análisis continuo de los datos de estado y funcionamiento, se puede reconocer, por ejemplo, la futura demanda de mantenimiento a largo plazo. "El vehículo diseñado de forma consecuente para un funcionamiento interconectado llena un vacío crucial en la gama actual de la industria de la automoción", afirma el presidente de tecnología de Schaeffler, el Prof. Peter Gutzmer.

Schaeffler está desarrollando el estudio de viabilidad de este vehículo y a lo largo de este año tiene previsto realizar nuevos prototipos avanzados con cabina y climatización.