10:48h. Miércoles, 11 de diciembre de 2019

SEAT Mii: ¿UN ELÉCTRICO QUE SE RECARGA UNA VEZ A LA SEMANA?

-
SEAT Mii electric
SEAT Mii electric

Los coches eléctricos están evolucionando a la velocidad del rayo y superando los tres aspectos que más reticencias generan: autonomía, precio y facilidad de recarga. El nuevo SEAT Mii electric es un buen ejemplo de ello, de hecho, muchos de sus usuarios solo tendrán que recargarlo una vez a la semana.

Con una batería de iones de litio de 32,3 kWh de capacidad, el SEAT Mii electric ofrece una autonomía de 259 kilómetros según el ciclo combinado de homologación WLTP, una cifra que aumenta hasta los 358 km en un uso urbano. Estas cifras superan la media de kilómetros semanales que los españoles hacemos en coche. Según datos del INE, en España recorremos una media de 12.562 km al año, es decir 34,4 al día y 240,9 a la semana.

Más allá de las medias, los usuarios eminentemente urbanos y de un extrarradio cercano pueden hacer alrededor de 50 kilómetros diarios con una recarga semanal; una distancia que colma las expectativas de la mayoría.

Otro de los factores que ha impedido hasta ahora la popularización de los coches eléctricos es el precio. Con una tarifa de 21.230 euros sin descuentos –y un punto de carga Wallbox® de regalo- el SEAT Mii electric es uno de los eléctricos más económicos del mercado. Además, el precio real de acceso es de 17.900 euros con los descuentos incluidos, una cantidad muy ajustada que incluso se puede rebajar al entregar un vehículo de ocasión cambio, e incluso podría haber más descuentos contando con las posibles ayudas que pudieran aprobarse por parte del gobierno.

De todos modos, sin contar con las posibles ayudas del Gobierno, el ahorro en combustible e impuestos a lo largo de un ciclo de vida normal de cinco años añade competitividad a su precio. Tomando como referencia los mismos datos del INE, en ese espacio de tiempo se recorrerían 50.248 kilómetros. Según los datos que ofrece Lucera, recargar 100 kilómetros de autonomía en un vehículo eléctrico cuesta entre 0,62 y 1,60 euros, dependiendo de la tarifa aplicada, de lo que saldría un precio medio de 1,42 euros. Es prácticamente imposible que un automóvil similar con un motor de combustión y una circulación eminentemente urbana baje de los 4 l/100 km, que al precio actual de la gasolina (1,3 euros/litro), supondría 5,2 euros cada 100 kilómetros. Haciendo los cálculos pertinentes sale un ahorro de 1.900 euros en combustible en esos cinco años, a lo que había que sumar lo que dejamos de pagar en impuestos municipales cada año.

Por último, el tercer factor de choque en los eléctricos es la recarga: dónde, cómo y cuándo hacerla. La solución ideal es poder montar un Wallbox en casa y enchufarlo por la noche. Con la carga rápida de corriente continua se puede recargar del 0% al 80 % de la capacidad de la  batería en solo una hora. En un sistema de corriente alterna de 7,2 kW de un punto de carga privada o pública, la carga completa dura cuatro horas. A través de una App se puede gestionar el proceso de carga a distancia.