15:12h. Viernes, 19 de Abril de 2019

EL CARSHARING, EL VERDADERO BENEFICIARIO DE MADRID CENTRAL

-

Tras las nuevas restricciones de tráfico en la zona centro de la capital, las aplicaciones de movilidad serán nuestras grandes aliadas si queremos disponer de un vehículo sin preocupaciones.

En los últimos meses hemos podido ver un extraordinario cambio en la forma de entender la movilidad y el uso de los coches. Los avances tecnológicos han sido claves para esta transformación y cada vez hay nuevas plataformas de movilidad para viajar sin la necesidad de disponer de un vehículo propio.

Con la entrada en vigor del plan de limitaciones de Madrid Central, en el área restringida de la zona centro solo pueden circular los residentes, sus invitados (con un máximo de 20 al mes), los coches con etiqueta Eco o Cero Emisiones y los vehículos que se dirijan a un parking público. Con esta nueva iniciativa, las aplicaciones de carsharing serán la mejor opción para movernos por las zonas del centro de la capital.

Madrid cuenta con una amplia lista de opciones para disfrutar de un coche a un solo clic y movernos sin problema tanto en el centro como si deseamos realizar un viaje largo.

  • Car2go. Fue la primera compañía de carsharing en llegar a la capital, en 2015, y su zona de acción está limitada al interior de la M30. Es la más barata, cuesta 0,21 € el minuto, y sus modelos son pequeños Smart ForTwo de dos plazas que facilitan la tarea de encontrar aparcamiento en el centro de la ciudad. Además, cuenta con plazas reservadas para usuarios en el parking de la calle Farmacia 12.
  • Emov. Su área de servicio es más amplia y abarca el perímetro interior de la M30, además de los barrios de Ciudad Universitaria, Hortaleza, Las Tablas, Sanchinarro y Ventas. Son modelos Citroën C-Zero de cuatro plazas y el precio por minuto es de 0,25 €. La principal característica que ofrece Emov respecto al resto de compañías es la posibilidad de pagar 1€ en el viaje y eliminar así la franquicia en caso de que suframos algún percance.
  • Zity. Cuesta 0,26 € por minuto. su área de servicio es similar a la de Emov, incluyendo el interior de la M30, los barrios de Hortaleza, Las Tablas, San Blas, Ciudad Universitaria y Ciudad Lineal, aunque la compañía ha anunciado que aumentará la zona de alcance próximamente. Dispone de dos parkings privados en Madrid que se encuentran en la calle Albarracín 44 y en Francisco Sancha 42.
  • Wible.  Es la apuesta de carsharing de Kia y Repsol que llegó a las calles el pasado verano. Cuesta 0,24 € por minuto y su área de actuación es la más completa, ya que alcanza la zona de Alcobendas y Campo de las Naciones. Su modelo, el Kia Niro Híbrido Enchufable, es más difícil de estacionar en las calles del centro de Madrid debido a su tamaño, por lo que la compañía ha llegado a acuerdos con parkings privados y varias estaciones de Repsol para que los usuarios tengan la opción de dejar allí los vehículos.
  • Pick &Drive: ha sido la última en llegar pero su gama de opciones es la más completa. Se trata de un club de movilidad que ofrece a sus socios la oportunidad de disponer de coches, motos eléctricas y bicicletas eléctricas en cualquier momento. Las principales ventajas de este servicio son que los vehículos se encuentran en un parking privado al que tenemos que dirigirnos tanto para recogerlo como para devolver el modelo, y no tiene limitación ni de tiempo ni de distancia recorrida. Los socios pagan una cuota mensual de 30 euros al mes, que incluye el seguro a todo riesgo, el mantenimiento y la limpieza tras cada uso. Una vez pagada esa cantidad, el precio por minuto de utilización varía dependiendo del vehículo que seleccionado. Por ejemplo, un Smart Fortwo cuesta 0,17€ por minuto, con un máximo diario de 51 euros.

Sin duda, las restricciones de Madrid Central van a cambiar la forma de movernos en la ciudad, y aunque las sanciones no llegarán hasta el mes de marzo, las aplicaciones de carsharing se convertirán en la nueva tendencia de movilidad en un futuro lleno de cambios.