11:13h. Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

Probamos el nuevo Kymco Like 125

@KYMCO_es

Probamos el nuevo Kymco Like 125 2018, scooter urbano que seguro se va a convertir en un superventas. Del modelo anterior tan solo hereda el nombre, se trata de un scooter totalmente nuevo.

El  nuevo Like 125 mantiene una mezcla entre “vintage” y moderno. Líneas sencillas pero muy bien trabajadas con un frontal con faros de tecnología full led (también en los traseros)

Estéticamente nos ha encantado, han cuidado todos los detalles. Hemos probado un modelo gris muy elegante. El asiento bicolor muy cómodo, buenos materiales y líneas muy fluidas, dan una sensación de mucha calidad. Contamos con una guantera con toma USB. El depósito de gasolina muy accesible y con llave. Una barra cromada bajo el asiento trasero y estribos escamoteables de aluminio. Los espejos redondos tienen muy buena visibilidad pese a su reducido tamaño.

 

Bajo el asiento tenemos el espacio justo para un casco tipo jet y los guantes, pero con las medidas contenidas del Like no podemos pedir más capacidad.

Una vez nos sentamos la sensación es genial, todo está en su sitio y la posición de conducción es cómoda gracias a la plataforma plana para los pies.

Es un scooter de tamaño contenido pero si eres alto la posición también es cómoda, tan solo en algunas maniobras forzadas entre coches puedes notar que tus piernas chocan con el manillar.

Si te gusta usar la pata de cabra, ten cuidado, tiene un sistema con un muelle retráctil que al poner recta la moto recoge la pata de cabra automáticamente, así que ojo con las caídas accidentales.

La principal novedad del Like es su motor, que ya está preparado para la nueva normativa EURO5 que previsiblemente entre en vigor en un par de años. Una mecánica silenciosa y muy eficiente sin perder ni un ápice de potencia y capacidad de aceleración.

Kymco ha trabajado perfectamente la suspensión, con amortiguadores que absorben a la perfección las imperfecciones típicas del asfalto, incluso las calles adoquinadas del centro donde hemos tenido oportunidad de probarlo. Otro detalle que nos encanta es el sistema de reparto de frenada de la manilla izquierda.

El cuadro de instrumentos ofrece una imagen agradable, sencillo y fácil de ver. Combina cuenta kilómetros analógico y una parte digital.

Es un scooter ágil, de peso muy contenido, con llantas de 12 pulgadas, un asiento bajo (810 mm) y un centro de gravedad muy bajo, para moverte a la perfección entre el tráfico. Muy cómodo de conducir y muy silencioso.

Tiene un buen tacto en la maneta del acelerador, progresivo y suave.

Si sueles conducir con pasajero, ambos podréis ir cómodos, y el Like seguirá siendo muy ágil.

Tenemos tres colores disponibles, Blanco Ice, Rojo Spark y Gris Stone, todos ellos con el asiento tapizado en dos tonos. Su precio será de 2.599 euros y Kymco ofrecerá el primer año de seguro (a terceros) gratuito y con cobertura de robo incluida.

Seguro que se va a convertir en un scooter superventas en la horquilla de precios por debajo de los 3000 euros.