10:17h. Viernes, 18 de Agosto de 2017

SEGURIDAD - LA IMPORTANCIA DE APRENDER A MONTAR EN MOTO @NZIHelmets @autoescuelafiti

@autoescuelafiti @NZIHelmets

Desde hace algunos años con el carnet de coche (el “normal” B), se pueden conducir motos de hasta 125 cc. Si bien es cierto que creemos que fue una medida buena y que beneficiaba a la industria del motor no es menos cierto que entendemos que no es fácil conducir una moto (aunque sea de 125 cc), sin haber tenido antes un aprendizaje de la mano de profesionales. Como siempre en Motor 28 nos preocupa, y mucho, la seguridad.

Y para saber si estamos equivocados o no mandamos a dos de nuestros redactores con permiso B que nunca habían cogido una moto, (ni se lo habían planteado), a que dieran unas clases para familiarizarse con el mundo de las dos ruedas. Siempre de la mano de los profesionales de AUTOESCUELA FITIPALDI.

En varios reportajes iremos describiendo sus vivencias, sus impresiones, sus avances, para sacar así conclusiones y poder ofrecerte las mejores recomendaciones.

 

PRIMEROS PASOS

El primer día acudimos a recibir nuestras primeras nociones de conducción de una moto. Impresiona bastante cuando no has tenido ningún contacto con el mundo motero ver de cerca una motocicleta en la que sabes que en unos minutos vas a estar subido.

Lo primero el profesor de Autoescuela Fitipaldi nos da unas nociones de cómo funciona la moto, sus principales mandos y como se accionan. Nos lo explica muy bien y con muchíiisima paciencia pero…son demasiadas cosas a tener en cuenta.

Antes de nada protecciones: casco, chaqueta con coderas y hombreras, guantes, rodilleras…y un calor de mil demonios.

Continúa la explicación: Embrague mano izquierda, freno mano derecha rueda delantera y pie derecho freno trasero, (madre mía! Los frenos son independientes!!!), acelerador puño derecho, cambios pie izquierdo… y ahora a montarse… dan ganas de salir corriendo.

Pero, nuestro profe, nos anima y tranquiliza.

Ya estamos montados en la moto, nuestro profesor siempre al lado. Bastantes nervios.

Indicaciones y la moto comienza a moverse. Si bien vamos andando despacito su uso al principio no resulta ni fácil ni intuitivo. Son imprescindibles los consejos del profesor de autoescuela.

Vamos progresando, no es nada sencillo. Si hubiéramos salido a la calle sin más, sin esta primera toma de contacto hubiéramos sido un peligro para nosotros y para otros. Y después de este primer día de clase…tampoco estaremos preparados.

Resumen del primer día: unas vueltas a muy baja velocidad, varios sustillos, una caída sin consecuencias. Toma de contacto conseguida.

En la próxima clase tendremos que seguir afianzando lo aprendido.

Agradecimientos NZI Helmets y Autoescuela Fitipaldi