09:28h. Martes, 26 de Septiembre de 2017

NUEVO OPEL CROSSLAND X

@Opel_Spain

Opel Crossland X
Opel Crossland X

Fresco y compacto por fuera, muy espacioso y versátil por dentro, con una actual carrocería bitono y un moderno estilo SUV: así es el nuevo Opel Crossland X. Tras su presentación a principios de febrero, este versátil modelo crossover urbano es el segundo miembro de la familia Opel X en el segmento B, que se une al superventas deportivo, el Mokka X. El tercer miembro, el Grandland X, de mayor tamaño, se lanzará en la clase compacta (Segmento C) a finales de este mismo año.

Comparado con el Opel Mokka X, en el cual se ofrece la opción de tracción a las cuatro ruedas para salidas ocasionales fuera de carretera, el nuevo Opel Crossland X está predestinado para áreas urbanas gracias a sus compactas dimensiones exteriores, por lo que es adecuado tanto para pasar una tarde de compras como para ir de vacaciones a la playa o la montaña. Con una longitud total de 4,21 metros, el nuevo Crossland X es 16 centímetros más corto que un Astra mientras que al mismo tiempo es 10 centímetros más alto. Los ocupantes disfrutan por tanto de una posición elevada de asiento y una excelente visión general. Los clientes que busquen una sensación incluso mayor de espacio pueden elegir el techo panorámico de cristal.

Tanto el conductor como el acompañante delantero pueden disfrutar de los asientos ergonómicos certificados por AGR (Campaña Espaldas más saludables), siendo Opel el único fabricante que ofrece tal comodidad en el segmento (tanto en el Crossland X como en el Mokka X). Por otro lado, el maletero de 520 litros de capacidad –sin necesidad de plegar los asientos traseros– es el líder en su clase. Además, los pasajeros de la parte trasera tienen la posibilidad de ajustar su asiento longitudinalmente 150 milímetros, con lo que se aumenta el espacio para las piernas o la capacidad del maletero. Esto hace que el Crossland X sea aún más flexible.

“La demanda de SUV pequeños y modelos crossover adaptados para el tráfico urbano está creciendo considerablemente. El Crossland X, con su diseño moderno y cierto estilo SUV, una sorprendente conectividad y una alta funcionalidad, representa un segundo competidor fuerte en esta clase de vehículos, junto con nuestro aventurero Mokka X”, afirma el presidente y consejero delegado del Grupo Opel, Dr. Karl-Thomas Neumann. “Nuestro ágil Crossland X ofrece el placer de la conducción transmitiendo el estilo de vida urbano, haciéndolo perfecto para la ciudad y escapadas al campo.”

El segmento CUV/SUV B está en auge y sus cifras de ventas se han multiplicado por cinco desde el año 2010. Uno de los pioneros de este segmento y de los más vendidos es el Opel Mokka X. El Crossland X supondrá un estímulo adicional a este nuevo segmento de rápido crecimiento, situado por debajo del segmento compacto, y dará un impulso adicional a la marca Opel.

Diseño bien definido con un sorprendente aprovechamiento del espacio

Robusto, vibrante y moderno son los tres atributos que todos los “crossover urbanos” necesitan. El nuevo Crossland X los tiene todos, manteniendo el mejor aprovechamiento del interior posible, como es típico de Opel, además de una gran personalidad. Con su longitud de 4.212 milímetros, una anchura de 1.765 mm y una altura de 1.605 milímetros, es su propia interpretación de la filosofía de diseño de Opel de “arte escultural unido a precisión alemana”, y lo hace de una forma tan sofisticada como sólida, con la prominente parrilla y el brillante “Blitz” de Opel abriendo camino. Los revestimientos distintivos de los SUV y el protector plateado en la parte delantera y a lo largo de todos los bajos del vehículo destacan el aspecto confiado, mostrando una elegancia funcional y deportiva.

Las marcadas líneas laterales, junto con el techo «flotante», que separa la parte superior de la parte inferior del vehículo, alargan visualmente el Crossland X y refuerzan su espacioso interior. Como en el Opel ADAM, este «techo flotante» también destaca el contorno cromado de las ventanillas que desciende hacia la parte trasera. Al igual que para el campeón de la personalización, los clientes pueden pedir diferentes colores para la carrocería y el techo. La prominente parte trasera hace una clara declaración de principios, propia de un SUV, con la visible protección de los bajos.

Siendo el foco de la filosofía de diseño de Opel, el diseño escultural con un claro sentido de precisión también desempeña un papel fundamental en el interior. El panel de instrumentos y la consola central están claramente estructurados y alineados horizontalmente hacia el conductor. Como centro de control del conductor, el salpicadero realza la sensación de conducción activa. Hay disponible una amplia gama de motores que van desde gasolina a diésel y GLP que pueden acoplarse a transmisiones manuales y automáticas para garantizar una conducción eficiente.

La generosa sensación de espacio y los asientos ergonómicos de primera clase del Crossland X, con certificación AGR, hacen que los viajes largos resulten muy cómodos. Además, el Opel Crossland X ofrece un alto nivel de flexibilidad, dado que incorpora asientos traseros con deslizamiento individual. Se pueden plegar en secciones 60/40 y pueden desplazarse hasta 150 milímetros, aumentando en segundos el espacio del maletero de 410 a 520 litros, el volumen máximo en su clase. Además el volumen del maletero aumenta hasta los 1.255 litros si los asientos traseros se pliegan completamente. Y el Crossland X puede abrirse, cerrarse y ponerse en marcha mediante el sistema de Apertura y Arranque sin Llave Open&Start de Opel.

Innovadora tecnología de iluminación e importantes sistemas de asistencia

Los viajes se pueden realizar de forma mucho más cómoda y segura con las numerosas modernas tecnologías y sistemas de asistencia disponibles para el nuevo Opel Crossland X. El innovador Sistema de Iluminación Adaptativa (AFL) con faros LED, asegura una increíble visibilidad en la oscuridad. La pantalla de proyección (Head-up Display) opcional reduce el riesgo de distracciones y proyecta los datos más importantes relativos a velocidad, navegación y sistemas de asistencia en la misma línea de visión del conductor.

La cámara frontal de seguridad Opel Eye procesa diferentes datos que se utilizan en los sistemas de asistencia al conductor, como el Reconocimiento de Señales de Tráfico y el Sistema de Mantenimiento de Carril. Si el sistema detecta que se abandona de forma no intencionada el carril por el que se circula, avisa al conductor mediante una señal visual y acústica. El Control de Velocidad de Crucero con Limitador de Velocidad hace también que la conducción sea más agradable. La Alerta de Colisión Frontal con Detección de Peatones y Frenada Automática de Emergencia ayuda a evitar accidentes, y se combina con un sistema especial de Alerta al Conductor por Somnolencia.

El Crossland X también incorpora Cámara Panorámica de Visión Trasera, que aumenta el ángulo de visión de la parte trasera del coche hasta los 180º. Por otra parte, la última generación del Asistente Avanzado de Aparcamiento facilita aún más el aparcamiento. Identifica los sitios de aparcamiento adecuados y mete y saca el vehículo de la plaza automáticamente. En ambos casos, el conductor sólo ha de manejar los pedales. Y, durante los meses de invierno, el volante y el parabrisas calefactables incrementan el confort y la seguridad.

El nuevo Opel Crossland X llega al mercado con un precio de salida muy atractivo. El crossover compacto y ultra-versátil se puede pedir a partir de solo 18.042€ (PVP recomendado de venta en España con impuestos incluidos). El recién llegado estará en la red de concesionarios españoles a partir de finales de junio.