14:30h. Viernes, 19 de Abril de 2019

Entrevista a Farrés y Oliveras #Dakar2019

-

Pregunta: Gerard, ¿cuáles son las diferencias de conducción entre una moto y un Side by Side? ¿Cómo te has adaptado?

 

Gerard Farrés: “Sobre todo he notado que en la moto tenía poca seguridad y en el SxS vamos muy seguros, pero por el contrario la concentración que exige el coche es muchísima, muy superior a la de la moto porque un mínimo error te deja fuera. El vehículo a veces pasa por las pistas muy justo y es muy fácil chocar contra una piedra y caer por un barranco es muy fácil. Al ir tan bajos tiene menos visibilidad que la moto y eso se nota sobre todo en las dunas, ya que es mucho más fácil comerte una cortada y saltarla con una moto era fácil, pero con el coche la cosa se complica mucho. He mejorado en seguridad mía y he empeorado en la seguridad del coche, y esto me obliga a tener una concentración al 200%. Lo bonito es tener la experiencia de las motos para conocer la carrera y saber gestionar la estrategia”.

Pregunta: ¿Qué sensación te produce hacer historia y conseguir la primera victoria española en el Dakar en SxS y ser líder en la general?

 

Gerard Farrés: “Conseguir la primera victoria, ser líderes de la categoría… esto es mágico para nosotros. El año pasado, cuando tomé la decisión de bajarme de la moto tenía claro que mi idea era ir con un Can-Am y con el objetivo de poder ganar ya en esta edición, así fue como se lo propuse a mi mánager Óscar Lanza para tratar de ser el primer español en luchar por vencer en la categoría. Aún queda mucha carrera, pero creemos que en estos cinco días hemos demostrado que el planteamiento fue correcto, estamos muy contentos. Estar en el equipo oficial Monster Energy Can-Am es brutal y tenemos muchas opciones”.

Pregunta: ¿Cómo piensas atacar a sus rivales y donde ves que puedes tener más ventaja?

 

Gerard Farrés: Realmente en el SxS el concepto atacar no es el mismo que en la moto, aquí sobre cuatro ruedas se trata de hacer lo que hemos hecho hasta ahora: ir con cabeza, no pinchar, no perdernos y no tener errores, esto es atacar para nosotros ahora mismo. No es el atacar de meter más gas, aquí si metes más gas rompes un amortiguador, una rueda o un palier, por lo que ésta es otra filosofía y seguiremos haciendo lo que hemos venido haciendo hasta ahora. Es difícil cuando tenemos que hacer nuestra táctica en alguna zona rota e ir al 80% y ver que un Kariakin nos pasa a fondo para luego ver que en el CP nos aventaja en cinco minutos. Esto es muy complicado mentalmente, pero luego llega la recompensa cuando resulta que por ir a fondo ha destrozado el coche y al día siguiente pierde 20 minutos. El resumen es que después de cinco días estamos primeros y tenemos que seguir con esta táctica, no es un tema de correr más, es un tema de cometer el menor número de errores posible, esto nos hará estar delante. Si somos capaces de estar cada día a un máximo de diez minutos del primero de la etapa iremos bien, tendremos posibilidades de vencer en este Dakar”.

 

Pregunta: Dani, ¿cómo valoras la navegación en este Dakar 2019?

 

Dani Oliveras: “La navegación este año, en mi opinión, no es extremadamente complicada. Sí que es cierto que ha habido días en las que hubo líos serios, pero en general ha sido porque la gente se ha perdido cuando había que seguir rumbos muy largos que acababan en waypoints ocultos difíciles de encontrar. Era muy importante tener referencias y clavar el rumbo, creo que nosotros los hemos hecho todo perfecto. De notas maneras no es fácil, ayer mismo en un río tuvimos problemas, aunque perdimos muy poco. La navegación yo pienso que está muy bien, me gusta”.

 

Pregunta: ¿Cómo es la vida a bordo con Farreti?

 

Dani Oliveras: “Gerard y yo nos conocemos desde hace ya siete años y la verdad es que no he descubierto nada nuevo de él. Hemos compartido equipo y entrenos, sé sus necesidades y cómo piensa, y además es tremendamente profesional aunque a veces por su carácter parezca que está algo loco. En realidad es un auténtico crack y estoy muy cómodo con él. Sí que es cierto que es más nervioso que yo, en mi caso soy más tranquilo y calculador, pero creo que nos complementamos muy bien y hacemos muy buena pareja, somos el equipo perfecto. Lo conozco a fondo, casi es mi hermano”.

 

Pregunta: ¿Te ves cómodo como para plantearse ser copiloto con algún proyecto en coches en el futuro o el Dakar no es tan bonito desde el asiento derecho?

 

Dani Oliveras: “Sí, me encuentro a gusto como copiloto. Como sabéis, he sido piloto toda mi vida en moto y coches, y he enfocado esta oportunidad como un trabajo que me permite seguir vinculado al Dakar y que en un futuro puede abrirme puertas para volver a pilotar. No veo desorbitado poder continuar con esto y trabajar de copiloto, en cierta medida también llevamos el coche aunque no lo pilotemos directamente, doy las órdenes y esa parte también me motiva, y puedo hacer muchas otras cosas como temas de mecánica, navegar o ayudar a conducir al piloto si veo más cosas que él. La verdad es que estoy muy cómodo”.